Club Español del Pastor Blanco Suizo

C.E.P.B.S

DISPLASIA DE CADERA: DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Es una enfermedad ósea de carácter hereditaria, poligénica pero no congénita porque las caderas son normales al nacer pero hay un crecimiento desigual entre el sistema esquelético y el muscular que da lugar a  que la cabeza femoral sea situada fuera del acetábulo dorsal y lateralmente existiendo un retraso en el desarrollo de la masa muscular y un rápido crecimiento del esqueleto. También influyen el peso del cuerpo, el tipo de ejercicio y factores ambiéntales. La frecuencia de displasia en el Pastor Blanco es de un 19%.

 

SÍNTOMAS

El diagnostico de la displasia se basa en la información del dueño sobre su comportamiento mas los signos clínicos y datos radiográficos.

Los síntomas clínicos solo pueden ser definidos en general puesto que varían grandemente de un individuo a otro e incluso pueden estar ausentes durante toda la vida del animal en un gran número de casos.

A partir de los 6 meses y a veces antes el diagnostico radiográfico tiene gran valor en el diagnostico.

 

SINTOMAS EN EL CACHORRO DE 3 A 4 MESES

Pueden presentar dolores a la palpación de las caderas o caminando o bien si el dolor no es muy acusado solo manifiestan alteración en el paso al caminar con simple debilidad del tercio posterior o caminan lentos para utilizar sus miembros posteriores sin dolor. También tiende a sentarse con frecuencia y si esta con otros cachorros interviene menos en sus juegos.

En la postura de estación y visto de detrás parece tener caderas muy anchas, hundido y musculatura débil, con extremidades unidas por los corvejones y incluso las cruza, es un aspecto “desmañado”, y en este estado las lesiones internas de la articulación se van desarrollando (sinovitis, aumento de liquido sinovial…)

Si el movimiento le causa dolor camina remetiendo las extremidades posteriores bajo el abdomen y mueve mucho las caderas de un lado a otro y corre como un conejo haciendo saltar sus extremidades al mismo tiempo hacia delante y lo mismo ocurre al subir las escaleras
La musculatura de las extremidades posteriores es debil mientras la de los miembros anteriores esta muy desarrollada porque mecánicamente balancea el cuerpo hacia delante.

 

SINTOMAS EN EL CAHORRO DE 4 A 6 MESES

A esta edad el cachorro puede tener un rápido crecimiento y gran actividad física por lo que el dolor se hace evidente y se tumba dejándose caer. Clínicamente hay cambio en el borde acetabular con retraso en el borde acetabular  en la conversión de fibrocartílago a cartílago hialino alterado por las fuerzas de carga sobre este hueso ocurriendo micro fracturas dolorosas además del estrés que sufren la capsula y el ligamento redondo.

 

SINTOMAS EN EL CACHORRO DE 6 A 12 MESES

En este periodo puede ser evidente la laxitud de la capsula articular tanto radiográficamente como por palpación El dolor a la palpación es frecuente o bien caminando cuyo paso es característico como el denominado “corre como un conejo” y cimbrea la cadera.

 

SINTOMAS EN EL PERRO ADULTO

Osteoartrosis que causa dolor después del ejercicio prolongado o brusco con alteración de los músculos en el ejercicio y presencia de sinovitis y pasos cortos y como el movimiento de la cabeza femoral dentro del acetábulo esta disminuido, utiliza al máximo la articulación lumbo sacra, y tiene a sentarse con gran frecuencia en lugar de mantenerse en pié, y al mismo tiempo presenta atrofia muscular de los muslos.

 

DIAGNOSTICO RADIOGRAFICO

CLASIFICACION DE LOS GRADOS DE DISPLASIA SEGÚN LA FCI

HDA: ningún signo de displasia o libre de displasia
-La cabeza femoral y el acetábulo son congruentes.
-El borde cráneo lateral aparece puntiagudo y ligeramente redondeado.
-El espacio articular es estrecho y uniforme
-El ángulo acetabular según Norberg  está alrededor de 105 grados (como referencia).
-El borde cráneo lateral circunda la cabeza femoral un poca más en dirección latero caudal.

HD B: Caderas casi normales
-La cabeza femoral y al acetábulo son ligeramente incongruentes y el ángulo acetabular de Norberg está alrededor de 105 grados ó el centro de la cabeza femoral está en posición  interno con respeto al borde dorsal del acetábulo, y este y la cabeza son congruentes.

HD C: Displasia leve

  1. La cabeza femoral y el acetábulo son incongruentes.
  2. El ángulo acetabular de Norberg es aproximadamente de 100 grados y/o hay un borde cráneo lateral ligeramente aplanado.
  3. Pueden presentarse irregularidades o ligeros signos de cambios osteoartrósicos del margen acetabular craneal, caudal o dorsal o sobre la cabeza o cuello femoral.

HD D: Displasia moderada

  1. Clara incongruencia entre la cabeza femoral y el acetábulo con subluxación.
  2. El ángulo de Norberg es algo mayor de 90 grados (solo como referencia).
  3. Aplanamiento del borde cráneo lateral y/o signos osteoartósicos.

HD E: Displasia severa
- Marcados signos displacidos en las articulaciones coxofemorales como subluxación destacada.
- El ángulo acetabular de Norberg es menor de 90 grados.
- Claro aplanamiento del margen acetabular craneal.
- Deformación de la cabeza femoral
- Otros signos de osteoartrosis

 

TRATAMIENTO

Ningún tratamiento a un perro displásico restaurara su articulación a una función normal aunque se conseguirán grandes mejorías con respecto a su actividad anterior al tratamiento. El tratamiento se divide en conservador, terapéutico y quirúrgico.

 

TRATAMIENTO CONSERVADOR EN PERRO JOVEN

A este edad se puede controlar la osteoartrosis secundaria a la Displasia mediante un tratamiento conservador como
- Limitar el ejercicio a movimientos suaves que no lo hagan soportar excesivo peso o fuerzas a las articulaciones; la natación por ejemplo es un buen tratamiento físico, como los paseos suaves y si es posible caminar por hierba, tierra o playa.
- Forzar el perro a sentarse intentando la ABDUCCION DE LOS MIEMBROS para que la cabeza femoral se asiente en el acetábulo.
- Controlar el peso evitando que engorde demasiado
- Controlar el rápido crecimiento
Los dos últimos puntos se practicarán controlando la dieta.

  1. Evitar superficies resbaladizas para su estancia.
  2. Vivir en un ambiente templado.
  3. Administración de analgésicos que disminuirán o evitarán el dolor articular.

 

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO EN PERRO JOVEN

El  cachorro displásico presenta dolor por la temprana subluxación de la cabeza femoral y el estiramiento o ruptura del ligamento redondo junto con micro fracturas del borde del acetábulo.

La contractura del músculo pectíneo en la displasia es, en parte, una causa más en el hecho de que la cabeza femoral se apoye dorsalmente en acetábulo y por ello un pectinectomía puede aliviar el dolor pero no para la evolución de la displasia, por tanto es un tratamiento solo paliativo.
Un procedimiento quirúrgico que intenta corregir la inestabilidad articular de la displasia es la TRIPLE OSTEOTOMÍA PÉLVICA, y se considera una técnica preventiva y correctiva.
Se trata de una osteotomía reconstructiva que permite tratar la displasia severa en perros jóvenes y repone quirúrgicamente el acetábulo cubriendo la cabeza femoral, intentando crear una nueva relación entre acetábulo y la cabeza femoral.
La técnica quirúrgica consiste en cortar los 3 huesos que rodean al acetábulo, (ilion, isquion y pubis), y así se libera el acetábulo y puede ser rotado sobre la cabeza femoral para aumentar su cubierta dorsal que soporta el peso corporal.

 

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO EN PERRO ADULTO

Se conoce como ARTROPLASTIA.
La artroplastia por excisión de la cabeza femoral es el método quirúrgico menos aconsejable para aplicar en un animal displásico, y debe ser entendido como el último recurso porque es el método que menores condiciones fisiológicas aporta después de la cirugía.

 

PRÓTESIS DE CADERA

Se practica desde los años 70 con pleno éxito como cualquier otra cirugía ortopédica para la reparación de fracturas con placas, etc... Los éxitos prácticos son iguales, la única diferencia es que los implantes son más caros que las placas, pero sus resultados científicos son como los demás técnicas ortopédicas.
Son candidatos a esta cirugía los perros en cualquier grado de displasia y que hayan terminado su crecimiento esquelético, con peso desde 15 kilos en adelante.

 

CONCLUSIONES

En resumen, ante un perro displásico podríamos decir que:
Si es joven debemos controlarle cada dos semanas hasta el año de edad y repetir la radiografía tantas veces creamos oportuno.
Si el cachorro no presenta claudicación pero se ve la lesión en radiografía, instauraremos tratamiento medico y al menor síntoma de dolor o cojera podemos optar por la TRIPLE OSTEOTOMÍA PÉLVICA.
Si el perro displásico es mayor de 10 meses y tiene lesiones degenerativas y dolor que produce cojera será candidato a la Prótesis de cadera, pero si no manifiesta claudicación se puede instaurar tratamiento medico y ver evolución.
La pectinectomia la podemos practicar si hay dolor o alteración locomotora y acompañada por tratamiento medico, puede haber mejoría pero si persisten los síntomas se practicará la Prótesis.
La artroplastia debe ser la última solución a elegir por los motivos expuestos más arriba.

Por ultimo apuntar que cada caso de displasia no es igual a otro, porque se pueden ver lesiones en radiografías y el perro saltando y corriendo, y otros cuya lesión en radiografía es leve y en cambio muestran dolor y cojera.
El diagnostico de la displasia es fácil, el pronostico variable y el tratamiento depende de cada caso.

En España, desde el año 2004, los criadores españoles  concienciados de Berger Blanc Suisse, fueron los primeros en unirse en el CLUB ESPAÑOL DEL PASTOR BLANCO SUIZO, CEPBS, y a exigir a que todos sus reproductores fueran radiografiados para detectar esta enfermedad.
El CEPBS,  al igual que los clubes del Bóxer, del Rottweiler, del San Bernardo, del Epagneul Bretón, del Terranova, del Pastor Belga, del Molosos de arena, y del Boyero Suizo, ha confiado a AVEPA y AMVAC la tarea de organizar y supervisar los estudios sobre el grado de displasia de los pastores blancos suizos, y esto  en total independencia. .

Es fundamental una técnica radiológica correcta para evitar diagnósticos de falsos positivos o falsos negativos, y por ende, la supervisión por una sola y única entidad responsable e independiente, para establecer un dictamen 100 % seguro, hecho por un equipo de profesionales altamente especializados, en conformidad con las normativas de la Federation  Cynologique  Internationale.

Porqué un diagnostico equivocado puede tirar abajo años de trabajo de selección de los criadores españoles responsables, (ya sea eliminando erróneamente del plantel un ejemplar, que en realidad este libre de displasia, o, declarando libre a un ejemplar que es displásico permitiendo así la reproducción del ejemplar y de su patología) es primordial que todos futuros compradores de PBS exigen a los vendedores los certificados oficiales de displasia de cadera y de codos emitidos por alguna asociación reconocida por el CEPBS y la RSCE (FCI)

-Doctor Miguel Ruiz Perez