Club Español del Pastor Blanco Suizo

C.E.P.B.S

 

MIELOPATÍA DEGENERATIVA

La Mielopatía Degenerativa, también conocida por sus siglas MD o más comunmente las siglas correspondientes al inglés DM (Degenerative Myelopathy), está peligrosamente presente en esta excelente raza que es el Pastor Blanco Suizo. Esta enfermedad, que ni siempre ni pronto da la cara, causa una degeneración de la médula espinal.

Suele empezar a manifestarse hacia los 7 u 8 años, de modo que en muchas ocasiones no puede detectarse si el animal fallece antes de esta edad o si la manifestación se retrasa de modo que el fallecimiento ocurra antes. No obstante, en caso de que el ejemplar se encuentre con vida, suele ser necesario su sacrificio uno o dos años después de que la Mielopatía Degenerativa se manifieste debido a la pérdida de tejido muscular y falta de respuesta de su cuerpo.

Es habitual que el animal empiece a sufrir sus efectos en las patas traseras, arrastrando las patas al caminar o incluso caminando con los nudillos hasta que más adelante se extienda el problema también a las patas delanteras. Tendrá dificultades al intentar levantarse y problemas de coordinación al caminar, que suelen causar que tropiece y caiga. En muchas ocasiones este tipo de manifestaciones se han asociado a la displasia de cadera, mucho más conocida en la raza, de forma incorrecta.

Por suerte la Mielopatía Degenerativa es muy facilmente detectable mediante un análisis, haciendo llegar un poco de sangre a un laboratorio (del mismo modo que podemos hacer con el MDR1). Esta es una enfermedad en principio recesiva, aunque se han dado algunos casos muy puntuales en que la enfermedad se ha desarrollado en animales portadores (N/MD), lo habitual (en un muy alto porcentaje, que hace que un ejemplar portador se considere "sano") es que la enfermedad tan solo se desarrolle en animales enfermos (MD/MD).

En la siguiente tabla podemos ver todas las combinaciones posibles así con el porcentaje de afectación para los cachorros resultantes de su cruce (en verde, los ejemplares sanos y en rojo los ejemplares enfermos*):

PROGENITORES
Libre (N/N)
Portador (N/DM)
Enfermo (DM/DM)*
Libre (N/N)
100% N/N
50% N/N
50% N/DM
100% N/DM
Portador (N/dm)
50% N/N
50% N/DM
25% N/N
50% N/DM
25% DM/DM*
50% N/DM
50% DM/DM*
Enfermo (DM/DM)*
100% N/DM
50% N/DM
50% DM/DM*
100% DM/DM*

*Los ejemplares DM/DM serán los únicos que desarrollen la enfermedad, con una posibilidad de aproximadamente el 90% (no es absolutamente seguro que la desarrollen).

 

Por tanto, en resumen:

- Libre (N/N): No sufrirá la enfermedad, apto para cría.

- Portador (N/MD): En principio no sufrirá la enfermedad, apto para cría. Hay una muy pequeña posibilidad de que llegue a enfermar (al igual que en el caso del MRD1 los portadores sufren parcialmente de la sensibilidad a los medicamentos, aunque en este caso esa sensibilidad parcial la sufren siempre en la totalidad de los casos).

- Enfermo (MD/MD): Sufrirá la enfermedad en algun momento no determinado de su vida (habitualmente a partir de los 7 u 8 años). Podría llegar a ser utilizado para la cría junto con un ejemplar completamente libre, aunque con ello tan solo ayudariamos a que la enfermedad tardara más en desaparecer al ser toda su descendencia portadora de esta enfermedad.

En Europa ya es una práctica habitual realizar análisis de MD a los reproductores, al igual que se realiza el de MDR1. Esperamos que esta información ayude a mantener una cría saludable y de calidad en España.

Autor: Ana Porcel