Club Español del Pastor Blanco Suizo

C.E.P.B.S

 

TEST DE APTITUDES NATURALES (TAN) DEL C.E.P.B.S.


Son un conjunto de pruebas mediante las que se pretende evaluar por un lado la estabilidad de carácter de nuestros animales, su sociabilidad, sus reacciones y su capacidad de convivencia, y por otro lado, su manejabilidad por parte de su propietario así como su apego a éste.

Esta prueba será evaluada por un adiestrador, educador, juez o similar propuesto por la Comisión de Cría del CEPBS, con un acreditado conocimiento de las características de las razas que el club tutela. Podrá ser asistido por uno o más ayudantes.


  • El evaluador podrá alterar el orden de los ejercicios o enlazarlos en un circuito a su criterio.

  • Los ejemplares accederán a la zona de trabajo cuando el evaluador o uno de sus asistentes lo indiquen, siempre con el perro bajo control (correa y collar o arnés). No se permite la utilización de collares de castigo (púas) o collares eléctricos. Tampoco se permite la utilización de juguetes, motivadores o colaboración externa de otras personas. Los perros que aparenten estar bajo efectos de alguna droga serán eliminados.

  • La edad mínima para la realización de este test son 9 meses.

  • El número máximo de intentos será de 3 veces (en distintas fechas)

  • El evaluador asignará la puntuación correspondiente a cada una de las pruebas. La puntuación máxima a otorgar en este test será de 30 puntos.

  • La puntuación mínima requerida para la superación del test es de 20 puntos.

  • Una puntuación entre 15 y 19 puntos permitirá la repetición del test sin que se descuente del número máximo de intentos.

  • Se comenzará con los machos y después con las hembras.

  • Las hembras que estén en su segundo mes de embarazo, o que hayan parido menos de 8 semanas antes, no podrán ser presentadas. Las hembras en celo podrán realizar el test en último lugar, después de todos los demás ejemplares, si bien se debe informar al evaluador o su asistente y no podrán acercar previamente a la hembra en celo a la zona donde se hará el test hasta que todos los demás ejemplares lo concluyan, de lo contrario la perra podrá ser eliminada.

  • Cualquier agresión de un perro a una persona, aún en grado de tentativa, supondrá la inmediata eliminación del ejemplar. La constante muestra de agresividad hacia otros ejemplares se considerará del mismo modo.

  • Cualquier circunstancia no recogida en el presente reglamento será sopesada por el evaluador, quien podrá decidir si se repite alguna de las pruebas o tomar las medidas necesarias para la correcta realización de los ejercicios.


Las pruebas que conforman este test son:


1.- Jerarquía / Manipulación-

El perro sentado o de pie, será sometido por su dueño a una investigación completa y prolongada de su boca, sus dientes, levantarlo, cogerle las patas etc… según lo que el examinador le solicite al dueño. Se aceptará que el dueño pueda dar al perro una orden de control al respecto.

5 puntos.- El perro se deja explorar con obediencia y sumisión a su dueño.

4 puntos.- El perro se deja explorar aunque opone una ligera resistencia.

3 puntos.- El perro se rebela de forma manifiesta a la exploración, aunque reacciona favorablemente a la orden de control del dueño.

2 puntos.- El perro se rebela de forma manifiesta a la exploración, no reaccionando a la orden de control.

1 punto.- El perro no se deja explorar bajo ningún concepto, no atendiendo a la orden de control de su dueño.

2.- Reacción a la Sorpresa.-

El perro, guiado por su dueño con la correa, pasará junto al evaluador, que intentara sorprenderlo mediante algún tipo de objeto cotidiano (Ej. abrir un paraguas) o efectuando ruido con algún objeto. No se trata de asustar al animal, sino que lo que se pretende evaluar es su reacción ante un hecho cotidiano que se puede producir en cualquier momento al pasear con nuestros animales. El perro deberá mostrarse sorprendido, curioso o indiferente, pero nunca deberá reaccionar con agresividad. Se aceptara que el dueño pueda dar al perro una orden de control al respecto.

5 puntos.- El perro reacciona con indiferencia o curiosidad.

4 puntos.- El perro reacciona con excesiva sorpresa, pero sin agresividad.

3 puntos.- El perro reacciona con excesiva sorpresa y con una ligera agresividad (ladrido), aunque acata favorablemente la orden de control del dueño.

2 puntos.- El perro reacciona con excesivo miedo, tratando de huir, aunque se tranquiliza a la orden de control de su dueño.

1 punto.- El perro muestra claramente su miedo reaccionando con excesiva agresividad o tratando de huir, no atendiendo la orden de control de su dueño.


3.- Relación con otros perros.-

El perro, guiado por su dueño con la correa, paseará próximo (1-2 mts.) a otros perros (máximo 5) sujetos a su vez por sus dueños. El perro no deberá demostrar bajo ningún concepto una agresividad desmedida aunque sí se le permitirá algún gesto de típica conducta social, tal como levantar su cola o erizar su lomo, estando permitido que el dueño pueda dar al perro una orden de control al respecto.

5 puntos.- El perro pasea sin alterarse o saluda a los miembros del grupo.

4 puntos.- El perro pasea sin alterarse aunque opone una ligera resistencia.

3 puntos.- El perro pasea con recelo, reaccionando favorablemente a la orden de control de su dueño.

2 puntos.- El perro se niega a pasear, demostrando su miedo, o trata de huir, no reaccionando a la orden de control de su dueño.

1 punto.- El perro se muestra excesivamente agresivo con los otros perros, no atendiendo a la orden de control de su dueño.


4.- Relación con el grupo.-

El perro, guiado por su dueño con la correa, deberá pasear entre un grupo de personas (podrán ser otros participantes sin su perro), que charlan entre si y se dirigirán al dueño a saludarle, a preguntarle la hora etc., o cualquier otra actuación que pudiera producirse en la vida normal diaria. El perro no deberá demostrar miedo o agresividad, y se aceptará que el dueño pueda dar al perro una orden de control al respecto.

5 puntos.- El perro pasea sin alterarse, o saluda a los miembros del grupo.

4 puntos.- El perro pasea sin alterarse aunque opone una ligera resistencia.

3 puntos.- El perro pasea con recelo, o se muestra huidizo, aunque reacciona favorablemente a la orden de control del dueño.

2 puntos.- El perro rehúsa de forma manifiesta mezclarse en el grupo, o pasea con miedo y desconfianza manifiestos, aunque reacciona favorablemente a la orden de control de su dueño.

1 punto.- El perro rehúsa de forma manifiesta mezclarse con el grupo, reacciona de forma violenta, no atendiendo a la orden de control.


5.- Relación ante un Objeto.-

El perro, guiado por su dueño con la correa, se dirigirá hacia un objeto de gran tamaño que pueda serle desconocido o que actúe de forma extraña pero nunca amenazante (bolsa de basura grande moviéndose, caja de cartón con radio en su interior, etc) no debiendo mostrar en ningún momento miedo o timidez.

5 puntos.- El perro reacciona de forma normal ante el objeto, demostrando indiferencia o curiosidad.

4 puntos.- El perro reacciona con cierto reparo inicial ante el objeto.

3 puntos.- El perro se muestra temeroso o huidizo ante el objeto, aunque reacciona favorablemente a la orden de control del dueño.

2 puntos.- El perro reacciona con miedo desmedido ante el objeto, no atendiendo la orden de control de su dueño.

1 punto.- El perro reacciona con agresividad ante el objeto, no atendiendo a la orden de control.


6.- Seguimiento al dueño.-

El perro se dejará con el evaluador o un asistente con una correa larga, mientras el dueño se dirige en dirección contraria, colocándose a una distancia de 10 – 15 mts. El perro deberá mostrar interés por seguirle, hasta que sea soltado y finalmente llegue hasta su dueño. Se aceptará que el dueño pueda dar al perro una orden de control al respecto.

5 puntos.- El perro se queda estático en la posición que le diga el dueño, siguiendo con atención sus movimientos y acudiendo con rapidez a su llamada.

4 puntos.- El perro se queda estático en la posición que le diga el dueño, siguiendo con atención sus movimientos y acudiendo con desgana a su llamada...

3 puntos.- Al perro le cuesta quedarse en la posición que le indica su dueño, aunque reacciona favorablemente a la orden de control del dueño, y acude cuando lo llama.

2 puntos.- El perro se rebela de forma manifiesta a la posición estática, reaccionando débilmente a la orden de control del dueño.

1 punto.- El perro se rebela de forma manifiesta a la posición estática, no atendiendo la orden de control de su dueño, no acudiendo a su llamada o dirigiéndose hacia otro lado.